Sector construcción

Acabados, tipos y cuál es su función

Cuando tienes un proyecto de construcción es necesario que el cliente final esté satisfecho con los resultados. 

Si bien es cierto que el resultado contempla diferentes variables como los proveedores, el cumplimiento de los trabajadores, la organización y buen uso de los recursos, entre otras, la estética final da un toque de satisfacción por el esfuerzo realizado en todo tu proyecto, y esto es posible gracias a unos buenos acabados.

Los acabados son la parte estética y visible de toda obra de construcción, son los últimos detalles que se realizan y le dan el toque final al proyecto. Cualquier tipo de detalle en los acabados será evidente y por este motivo, los proyectos de construcción invierten en ellos.

Ahora que sabes qué son los acabados, su función es proteger, impermeabilizar, cubrir, proteger y embellecer toda estructura en construcción. Sin embargo, existen diferentes tipos de acabados, y para ello, aquí te contaremos en qué consisten cada uno, las funciones dentro de la construcción y cómo puedes acceder a ellos.

Tipos de acabados 

Como se mencionaba anteriormente, los acabados tienen diferentes funciones, por ende, tienen diferentes tipos de utilidad dentro de cualquier obra de construcción, teniendo en cuenta los tipos de estructuras del proyecto, los cuales nombraremos a continuación.

Acabados por situación

Este tipo de acabados son los que se encuentran en el interior o exterior de la estructura de construcción, o en su defecto, en el edificio o vivienda. Todo lo que se puede ver desde fuera o por dentro es a lo que se refiere este tipo de acabados, y a su vez, también existen variedades materiales de los acabados por situación.

Por ejemplo, para los acabados en exteriores se encuentra el enfoscado, que es una primera capa de mortero en la fachada para ocultar imperfecciones. Otro tipo es el revoco o revoque, que es una caspa de materiales como arena, granito, cal y otros materiales que se aplica para cubrir la fachada de fenómenos como la lluvia. Por último, se encuentran los aplacados y chapados, y estos se caracterizan por cubrir la estructura por pintura especializada para exteriores, piedra, vidrio y otros materiales resistentes.

Por otro lado, en los acabados interiores existe aún más diversidad en los materiales que se pueden utilizar, varía entre las paredes como el estucado, pintura, ladrillo barnizado, enchape, etcétera. Para partes como el techo, el piso y otras estructuras, los materiales son de amplia variedad, y eso dependerá del presupuesto y exigencias de la constructora que esté a cargo del proyecto.

Acabados por su posición

Como su nombre lo indica, este tipo de acabados se destacan por la parte de la estructura donde se encuentran, es decir, no son los mismos acabados para los techos que para las paredes, y aunque tiene relación con el anterior, este es un poco más específico, ya que también contempla tipos de pavimentos, sanitarios, ventanas, puertas, techos, falsos techos, entre otros acabados. 

Acabados por su material

Este acabado incluso es más al detalle que los anteriores, pues este se determina de acuerdo con el material que se está usando, ya sea yeso, metal, madera, cerámica, etcétera. Estos son los últimos que se colocan a la hora de entregar un proyecto de construcción, y puede que, en este tipo de acabados, la tarea de cotización sea exhaustiva, ya que, a diferencia de un acabado exterior, se utiliza la materia prima por volumen, en cambio, en estos acabados es necesario tener una amplia variedad de proveedores para analizar la relación entre costo y beneficio, aparte de embellecer la obra.

Función dentro de una construcción 

Conociendo ya qué son los acabados y sus tipos, en la parte introductoria se mencionó que la utilidad de estos es embellecer y dar el toque final de las construcciones. Sin embargo, además de tener la función de hacer estético cualquier proyecto, también tiene la tarea de cubrir imperfecciones y de proteger los propios materiales, además de las personas que se beneficien de la construcción.

Por ejemplo, si tienes un proyecto de construcción de vivienda, y debes entregarla con acabados, este se enfoca en que elementos como las puertas, la pintura, el estuco, y otro tipo de acabados, proteja a la vivienda y a las futuras personas que habiten allí sobre fenómenos como la humedad. Así que ten en cuenta que va más allá de lo estético.

¿Dónde conseguirlos?

Para que los acabados y la obra de construcción se vea beneficiada de principio a fin, lo mejor es contar con excelentes proveedores de materiales, y realizar cotizaciones, además de tener autonomía del uso de tus recursos. 

Todos estos beneficios es posible tenerlos en la misma plataforma, pues Hometuls tiene una red de más de 1500 proveedores calificados, con la cual cuenta con herramientas de administración para que lleves el control de gastos del proyecto de construcción.

Así que, si quieres cotizar los acabados de tu obra, visita Hometuls y utiliza la herramienta como un aliado para facilitarte las cosas y optimizar tiempo.

Ingresa a www.hometuls.co y encuentra todo lo que necesitas para tu proyecto de construcción.